TRADUCTOR

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link

miércoles, 8 de octubre de 2014

BREVE HISTORIA DE LOS INGENIEROS DE CAMINOS, CANALES Y PUERTOS


En este primer post hacemos una breve reseña a la profesión de los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en nuestro país. Espero que os guste.


La ingeniería civil nace en Europa a mediados del siglo XVIII, cuando las obras de utilidad y financiación pública dejan de ser proyectadas y ejecutadas por los ingenieros militares, hasta entonces los únicos profesionales con la formación necesaria para desempeñar estas funciones. La llegada de la Ilustración y el cambio político que trajo consigo aumentó considerablemente las necesidades de este tipo de obras de uso específicamente civil y de técnicos capaces de concebirlas y construirlas. Así pues, la ingeniería civil surge como bifurcación de la ingeniería militar.

La cuna de la ingeniería civil europea es la École Nationale des Ponts y Chaussées de París, primer centro de formación de técnicos en ingeniería civil creado en Europa, en 1747. En España el nacimiento formal de la ingeniería civil tuvo lugar en 1799 con la creación del Cuerpo de Ingenieros de la Inspección General de Caminos y Canales decretada por Carlos IV.


La Escuela Especial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, fue fundada por Agustín de Betancourt y Molina, en 1802, en el Palacio del Buen Retiro, a semejanza de la ya citada École des Ponts et Chaussées, que fue su sede hasta su destrucción el 2 de mayo de 1808 . La Guerra de la Independencia y algunas de sus consecuencias económicas y sobre todo políticas, hicieron desparecer la Escuela y el Cuerpo de Ingenieros de Caminos en 1814. Una vez restituidos ambos en 1820, las clases comenzaron de nuevo el 8 de noviembre de ese año en un edificio de la calle Alcalá, pero las circunstancias políticas propiciaron su interrupción en 1823.

Agustín de Betancourt (1758-1824)

En 1834 abre sus puertas la Escuela por tercera vez, ésta con carácter definitivo, en el edificio de la Aduana vieja, en la plazuela de La Leña, mejorando y ampliando el Plan de Estudio bajo la dirección de Juan Subercase. El 17 de abril de 1836 se publica el Reglamento del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, que incluye el de la Escuela, regulando su funcionamiento, la duración de los estudios y la estricta disciplina a la que habían de someterse los alumnos. Puede considerarse que el alto nivel científico de los estudios en la Escuela, para la época, fomentó la difusión de las Matemáticas en el país, entonces muy abandonadas.

En el año 1853 ve la luz el primer número de la Revista de Obras Públicas, cauce de expresión del saber científico y técnico del Ingeniero de Caminos. Es el año en el que concluye la carrera José Echegaray y es nombrado profesor Eduardo Saavedra. El año que ingresa Echegaray termina la carrera otro ingeniero cuyo nombre también es conocido en la política del siglo XIX: Práxedes Mateo Sagasta.

A mediados de siglo, una serie de obras importantes reflejan ya el alto nivel de preparación técnica de los Ingenieros de Caminos. Pueden mencionarse, entre otras, las primeras líneas de ferrocarril, Barcelona - Mataró y Madrid ­ Aranjuez, o la inauguración en 1858 del Canal de Isabel II, la gran obra de esta época, cuya construcción había dado lugar a fuertes polémicas y hasta aceradas críticas al Cuerpo de Ingenieros de Caminos, todas convertidas en aplauso y reconocimiento público a su finalización.

Obras del Canal de Isabel II en el puente de la Sima (fotografía de Charles Clifford). 

Entre las numerosas modificaciones que sufrió el Reglamento de la Escuela es de destacar la de 1870, que estableció un doble objetivo para la enseñanza: formar a los que iban a pertenecer al Cuerpo Nacional de Ingenieros de Caminos y comprobar los conocimientos de los que pretendían obtener el título profesional de ingeniero.

La Escuela de Caminos, al igual que las otras Escuelas de Ingenieros, copiaba fielmente el modelo francés de formación de ingenieros al servicio de la administración del Estado. Así, dicha Escuela era un centro de formación de funcionarios del Ministerio de Fomento, denominado más tarde Ministerio de Obras Públicas. Los profesores eran funcionarios pertenecientes al Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos del Ministerio.

En 1926 el Ministro de Fomento firmó el decreto que concedía mayor autonomía a la Escuela, lo que dio lugar a una mayor especialización del profesorado. Desde entonces, se establecerían concursos para la provisión de las vacantes. La independencia económica consecuente con la obtención de personalidad jurídica permitió atender a la mejora de la enseñanza, a la modernización de los medios docentes y a la potenciación de los trabajos de investigación.

Con la Ley de Reformas de las Enseñanzas Técnicas de 1957 la Escuela dejaba de pertenecer al Ministerio de Obras Públicas y pasaba a depender, junto con las otras Escuelas Especiales, del Ministerio de Educación. Incluso se cambió el nombre, pasando a llamarse Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. La ley de Reforma Universitaria de 1983 supuso una segunda revolución en el ámbito de la enseñanza universitaria. Por lo que respecta a la Ingeniería Civil, el Gobierno estableció los títulos de Ingeniero Técnico de Obras Públicas, de primer ciclo y de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos de primero y segundo ciclo.


Actualmente en Europa los estudios de ingeniería civil son muy dispares en cuanto a su denominación, modelo (integrado o bimodular) y duración, con centros de reconocido prestigio internacional como la École Nationale des Ponts et Chaussées de París, el Imperial College of Science and Medicine Technology de Londres y los Politécnicos de Milán y Turín.

Las actividades profesionales que desarrollan los Ingenierios Civiles y los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos se han agrupado por sectores, siguiendo los criterios de los propios colegios profesionales. Estos sectores son cinco de Administraciones Públicas (los tres tipos de administración local, el Ministerio de Fomento y los demás ministerios), el de Docencia e Investigación, la consultoría, las empresas constructoras, las de transportes, las de agua y energía, las de gestión, y un sector que engloba el resto de las actividades.


Referencias:

- Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Granada.       Ingeniería Civil, Historia y Sociedad

Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid. Historia

- Fernando Sáenz Ridruejo. Ingeniería e Historia








No hay comentarios:

Publicar un comentario